Las bacterias son microorganismos simples con células procariontes individuales, se reproducen por división celular simple conocido como fisión binaria, su tamaño oscila entre 1 a 5 μm., pueden ser saprofitos hasta obligadamente parásitas, son patógenas extracelulares, prosperan en ambientes aerobios y anaerobios; en condiciones cálidas o frías, lugares obscuros o luminosos, secos o húmedos.

Pocas especies de bacterias se han reportado como patógenas de insectos, lo cual ha despertado el interés debido a su potencial para el control de plagas en agricultura, las especies más reconocidas como patógenas para insectos son las familias: Bacillaceae, Enterobacteriaceae y Streptococcaceae.


Estructura: Son bacterias Gram-positivas, flageladas, ubicuas, esporulantes, tienen una morfología alargada simulando un bastón, producen toxinas que son diferentes entre especies, pueden formar cristales (paraesporas) de proteínas toxicas cuando esporulan como B. thuringiensis y B. popilliae, estas lisan eritrocitos de diferentes especies de animales (hemolisinas), atacan proteínas (actividad proteolítica), degradan lecitinas por acción de lecitinasas, otras poseen propiedades patógenas para insectos, las proteínas que lo componen se denominan delta–endotoxinas que son de dos tipos: Cry y Cyt la característica única es su habilidad para producir endosporas bajo condiciones ambientales de estrés (físicas o químicas), capacidad que les permite mantenerse inactivas por largos periodos de tiempo.

Se encuentran en el suelo, agua, polvo, etc., pueden ser aerobias estrictas o anaerobias facultativas; incluyen especies de vida libre como patógenas, también por su aptitud para ser tratados industrialmente (son la base de varios insecticidas biológicos comerciales) y su aplicación en el campo.


Clasificación: Las más usadas para control biológico son formadoras de esporas de la familia Bacillaceae, en especial del genero Bacillus que incluye 51 especies, son agentes naturales, las toxinas han sido usadas para poder clasificarlas, la formación y resistencia de sus endosporas, producción de antibióticos, toxicidad de sus esporas, y la producción de cristales proteicos tóxicos para varias órdenes de insectos hacen a este género importante en medicina, agricultura, bioquímica y en la empresa farmacéutica.

Solamente cuatro especies de bacterias han sido producidas y se encuentran ampliamente comercializadas (B. popilliae, B. sphaericus, B. thuringiensis, B. entomophila); las especies patógenas de insectos más importantes usadas en el control biológico de plagas son: B. sphaericus (ahora Lysinibacillus sphaericus), B. laterosporus (incluida en el género Brevibacillus), Paenibacillus larvae, P. lentimorbis, y P. popilliae (especies descritas como Bacillus) son patógenos invasivos, y B. thuringiensis que forma un cuerpo paraesporal toxico para insectos, muestran un amplio espectro y niveles de actividad correlacionada con la naturaleza de las toxinas, las cuales son producidas durante la esporulación.

Algunas especies de la familia Enterobacteriaceae son reconocidos patógenas para insectos como Serratia entomophila, esta especie no esporulante, provoca mayor mortalidad, y mata bloqueando los intestinos de su hospedador, otras con actividad entomopatogena incluyen a Photorhabdus luminescens, Xenorhabdus nematophilus y Yersinia enterocolitica, las especies no incluidas dentro la familia Enterobacteriaceae que poseen actividad patógena para insectos son: Pseudomonas entomophila, Erwinia carotovora, Dickeya dadantii.


Efectos: Los primeros efectos se reflejan en la paralización del tubo digestivo, pérdida de apetito, diarrea lo que provoca movimientos lentos, vomito, convulsiones y parálisis general, para después invadir totalmente al hospedero y causarle la muerte, adquieren un olor fétido, toma un color café oscuro y negro, las larvas afectadas cambian de color, por lo general de negro a marrón, la cabeza se hace más alargada, suelen morir entre varios días hasta una semana. Dispersión del inoculo

La dispersión se realiza por factores abióticos como el viento, la lluvia, el riego, donde transportan las esporas; los bióticos como parásitos, depredadores, adultos del hospedante, las larvas muertas donde permanecen y serán el inoculo inicial para futuras infecciones, usualmente deben ser ingeridas por los hospederos para entrar en el cuerpo a través del intestino.


Bacillus Thuringiensis: Se ha investigado una gran variedad de subespecies de Bacillus thuringiensis que controlan diferentes especies de insectos plaga, varias cepas se han reproducido y comercializado a nivel industrial.

Bacillus thuringiensis var. Aizawai: controla diversos estadios larvales de plagas como gusanos de hoja en algodón, espárragos, leguminosa, gusano comedor en brócoli y cogollero (Spodoptera frugiperda) en maíz.

Bacillus thuringiensis var. israelensis: son bactérias esporangias, productoras de endotoxinas,controla Dípteros (mosquitos), especifica para larvas, como Psorophora confinnis, Aedes taeniorhynchus, Mansonia sp., y Simulidos.

Bacillus thuringiensis var. Kurstaqui: HD-1 utilizada para el control de insectos lepidópteros, plagas agrícolas y forestales, se caracteriza por la portación de los siguientes genes cry antilepidópteros: cry1Aa, cry1Ab, cry1Ac, cry2Aa, cry2Ab y cry1Ia. También es tóxico para 8 superfamilias: Sphingoidea (Sphingidae), Noctuidea (Noctuidae, Arctiidae), Notodontidea (Notodontidae), Yponomeutoidea (Plutellidae), Tortricoidea (Tortricidae), Pyraloidea (Pyralidae), Papilionoidea (Papilionidae, Pieridae, Nymphalidae) y Bombycoidea (Saturniidae).

Bacillus thuringiensis var. Tenebrionis: Para manejo de Coleópteros


pídenos presupuesto