Son una amplia familia del orden de los coleópteros. Reconocer su actividad es sencillo ya que dejan unos agujeros en la madera. Si la carcoma está activa deja unos posos de serrín. Son de metamorfosis completa: huevo, larva, pupa y adulto.

En España tenemos tres grandes grupos: Anóbidos, Líctidos y Cerambícidos.

Los Anóbidos son los que popularmente se conoce como “carcoma”. Su tamaño es de 4-7 mm. Su ciclo vital de vida son 2-3 años desde que es un huevo hasta que completa su vida como adultos. El más conocido es el Anobium punctatum, que suele gustarle las coníferas y las frondosas. Los adultos salen entre abril y agosto, y el tamaño de salida del orificio de adultos es de 1,5-2 mm.


Otro anóbido muy conocido es el Xestobium que popularmente se le reconoce como “El reloj de la muerte”. Dice la leyenda que, cuando una persona moribunda oye el “tac, tac” de su actividad en una silenciosa noche, es que su muerte está próxima. Más científicamente, diremos que el sonido es debido al golpeo de los adultos con la cabeza la madera. El tamaño del orificio de salida del adulto es de 3-4mm. Es mayor que el anterior (6-9mm) y su ciclo vital es de 5 a 10 años.

Los líctidos son tambien conocidos como “la polilla de la madera” o ”Barrinador de los Muelles”. Aquí en España, tenemos dos especies principales: el Lyctus lineaeris y el Lyctus brunneus. Su ciclo vital es de 1 año y su tamaño està entre 2-6 mm. Atacan madera tierna y con un grado de humedad alto (10%-30%).

Los cerambícidos son sin duda la carcoma de mayor tamaño (10-20 mm). El más conocido es el Hylotrupes Bajulus o como normalmente se llama “capricornio doméstico”. El orificio de salida del adulto es oval y mide 7-10 mm. Su ciclo vital puede llegar a los 15 años. Su origen es del norte de África y de allí se ha extendido a todo el mundo. Prefiere la madera de coníferas.

Los Hylotrupes son la carcoma que más daños puede ocasionar a la madera y en muchos casos, son situaciones irreversibles.


pídenos presupuesto