La cotorra argentina (Myiopsitta monachus) es de la familia de los psitáceos.

Su superpoblación puede causar problemas serios de convivencia.

Tienen un comportamiento gregario. Se alimentan originariamente de semillas, aunque han adaptado bien el pan a su dieta. Especialmente han hecho estragos en los cultivos del Baix Llobregat (Barcelona.)

Cuando algunas de ellas se escaparon o fueron liberadas por sus dueños por ser un animal muy ruidoso, empezaron la colonización de la ciudad con éxito. Se habla de crecimientos anuales del 8%.

La falta de depredadores en nuestras ciudades y comida más que suficiente, han sido factores que han favorecido su crecimiento.

Se concentran en núcleos urbanos como Barcelona y parte de su área metropolitana (se habla de unos 2.500 ejemplares), Lleida, Málaga, Valencia, Baleares y, de forma cada vez más significativa, Madrid.

Se asientan en las copas de los árboles como palmeras, pinos, cipreses o plataneros. Sus nidos son auténticos fortines, con pesos que suelen estar entorno a los 100 kg. Teniendo en cuenta la fragilidad de algunos árboles donde se asientan, puede resultar peligroso.


pídenos presupuesto