(Rhynchophorus ferrugineus olivier).

Originario del sudeste asiático, se ha extendido rápidamente por todo el mundo. El primer caso en España se detectó en Granada el 2004. Afecta especialmente las Phoenix canadiensis y la Phoenix dactylifera (muy comunes en nuestro país), menos afectada es la familia de las washingtonias.

El picudo rojo es muy difícil de detectar porque se forman a la parte más alta de las palmeras. Cuando se observan los primeros síntomas exteriores, normalmente ya es demasiado tarde, y se tiene que sacrificar el árbol.


PÍDENOS PRESUPUESTO