Las termitas habitan La Tierra desde hace 250 millones de años, son por lo tanto un auténtico fenómeno de supervivencia.

Están asentadas en todo el planeta y se cuentan unas 2.600 especies diferentes. Normalmente se agrupan en tres grandes grupos: termitas de madera húmeda (Kalotermes), termitas de la madera seca (Cryptotermes) y termita subterránea (Reticulitermes).

Las termitas viven en colonias, con una estructura social muy parecida a la de las hormigas: una reina, sexuados neoténicos que ocuparan el lugar de la reina en caso de desaparición; soldados y obreras.


Se alimentan de celulosa (madera y libros), principalmente la termita subterránea (Reticulitermes lucifugus); es la especie más común que se encuentra en la península Ibérica. Su nido se encuentra en el subsuelo de las viviendas y a través de las paredes maestras acceden a los marcos de puertas, vigas de madera, muebles adosados a pared y bibliotecas que también se encuentren en la misma circunstancia.

El Reticulitermes lucifugus, tiene aprensión a la luz (fotofobia) y cuando encuentran un obstáculo suelen construir unos pequeños túneles de tierra muy característicos. Esta circunstancia los hace especialmente difíciles de detectar pues nos enteramos que tenemos termitas cuando se desintegra literalmente un marco de una puerta o en primavera –verano, cuando centenares de ejemplares alados salen de pequeñas grietas en busca de nuevos asentamientos

Una colonia ya veterana de termitas puede tener fácilmente decenas de miles de habitantes y no son excepcionales las colonias de 100.000 o 200.000 termitas.

MÉTODOS DE CONTROL

SISTEMA DE CONTROL POR CEBOS INHIBIDORES DE QUITINA. EXTERRA.

Este método es muy efectivo y seguro. Consiste en interceptar la colonia con cebos que llevan un principio activo que destruye el termitero sin ningún tipo de riesgo para las personas.

Fases:

a) Análisis: Se hace una radiografía de los puntos donde se tiene actividad las termitas en el interior y exterior de la vivienda.

b) Colocación de cebos/ Fase de Intercepción: Una vez colocados los cebos se se procede a la conexión de la colonia con los mismo.

Imagen: Proceso de intercepción.

c) Una vez conecta la colonia con nuestros cebos, procedemos a la fase de eliminación, que suele durar unos 6 meses.

d) Seguimiento: Se hace una vigilancia posterior para verificar que la colonia está controlada.

SISTEMA DE CONTROL QUÍMICO TRADICIONAL

Se coloca una barrera química de exclusión mediante la inyección de biocida en las paredes maestras de la vivienda.

Fases:

a) Inspección Previa: Estudio de características similares al anterior.

b) Tratamiento : Se realiza por el método de inyección de biocida en las zonas afectada por el ataque y área de influencia.

c) Seguimiento: Generalmente se realizar después de un año y nos permite conocer la efectividad del tratamiento.


pídenos presupuesto